Language:
Banner

Sexting

¿Sabía Usted?

Los niños que practican el sexting pueden ser acusados de producción y/o distribución de pornografía infantil.

Cómo hablarles a los adolescentes sobre el sexting
Sepa por qué lo hacen y qué decir sobre esto.

A medida que los niños crecen y se desarrollan, se interesan cada vez más en las relaciones y en el sexo. A pesar de que la curiosidad y la exploración son naturales, los avances en la tecnología han abierto una manera nueva y potencialmente peligrosa para que los adolescentes exploren su sexualidad: el sexting.

El sexting es compartir y recibir mensajes sexualmente explícitos e imágenes de desnudos totales o parciales a través del teléfono celular. Los “sextos” se pueden enviar como mensajes de texto regulares o a través de las aplicaciones, como Snapchat, Kik y WhatsApp. Los adolescentes pueden hacer sexting por varios motivos. Es posible que intenten establecer una intimidad con un novio o una novia, impresionar a alguien que les gusta o por diversión. Es posible que otros se sientan presionados a hacer sexting por parte de los novios o de las novias que es posible que amenacen con romper con la relación si no envían una imagen.


Los riesgos

Es posible que los adolescentes no puedan creer o no puedan prever una situación en la que la persona a quien ellos envían un “sexto” elija compartir dicha imagen con el resto de las personas. Sin embargo, esto sucede y las consecuencias pueden ser devastadoras a nivel académico, social y emocional.

Los adolescentes que envían un “sexto” pueden tener las siguientes consecuencias:

¿Qué puedo hacer?

A pesar de que es posible que el sexting no sea el tema más cómodo para hablar, es aún importante hacerlo. Asegúrese de:

  • Aclare sus expectativas y los valores de su familia cuando se trata del sexo, las relaciones y el uso del teléfono celular.
  • Discuta lo que caracteriza una relación saludable. Explique que cualquier persona que los presione a hacer sexting no es alguien en quien deban confiar.
  • Explique la rapidez con la que las imágenes se pueden distribuir en línea. Enfatice que una vez que una imagen es compartida, está fuera de su control y pueden quedar en línea por siempre.
  • Ayude a que los adolescentes entiendan las consecuencias que podrían enfrentar por enviar o reenviar imágenes.
  • Hable con los adolescentes sobre la importancia de no pedir ni reenviar “sextos”. Asegúrese de que entiendan que reenviar imágenes con contenido sexual es una violación de confianza grave y explique los riesgos de exponer a la persona que aparece en la fotografía. 

¡Entable la conversación!

Utilice estos temas para iniciar una conversación sobre el envío de mensajes con contenido sexual.

  • ¿Alguna vez te han pedido un “sexto”?
  • ¿Alguna vez te han pedido o presionado a participar en sexting?
  • ¿Crees que está bien reenviar imágenes “sexy”? ¿Por qué?
  • ¿Qué podría pasarte si envías o reenvías una fotografía desnudo?
  • ¿Cuáles son las formas en las que una fotografía privada enviada a una persona puede ser vista por otras?