Language:
Banner

Niños como víctimas

Para ayudar a proteger a los niños de los predadores sexuales en línea, es importante que los padres y tutores entiendan cómo las vulnerabilidades de los niños los hacen susceptibles a ser manipulados por estos predadores.

Curiosidad

Los niños son naturalmente curiosos sobre el sexo. Actuando como guías, los predadores pueden explotar esta curiosidad y atraer gradualmente a los niños a una actividad sexual. Los adolescentes que cuestionan su sexualidad se exponen a un riesgo mayor, ya que pueden ingresar en línea intentando buscar apoyo y compañía.[1] En cambio, podrían encontrar adultos buscando sacar provecho de esta vulnerabilidad.

Necesidad de atención

Aun cuando reciben atención total por parte de sus familias, los niños reclaman atención de otras personas, particularmente, de aquellos que perciben como más grandes y maduros. Los predadores pueden ofrecer afecto y halagos a los niños con el fin de presionarlos para realizar actos sexuales.

Rebeldía

Los niños pueden volverse rebeldes a medida que llegan a la adolescencia, y los predadores pueden aprovecharse de esta situación. Es posible que un niño que es victimizado desobedeciendo las normas establecidas por sus padres no quiera admitirlo por miedo a ser castigado.

Respeto hacia los adultos

Debido a que lo niños aprenden a obedecer y respetar a los adultos, pueden tener menos probabilidades de desobedecer indicaciones dadas por un adulto, incluso aquellas que los hacen sentir incómodos. Un adulto que busca hacerle daño a un niño puede aprovecharse de esto para influenciar la conducta del menor.



[1] Wolak J, Finkelhor D, Mitchell K, Ybarra M. Online “Predators” and Their Victims: Myths, Realities, and Implications for Prevention and Treatment. American Psychologist, 2008;63, 111-128

Consejos

Ayude a prevenir la victimización de menores

Mucha gente supone que los niños que corren riesgo de ser víctimas son aquellos descuidados por sus hogares o que provienen de familias disfuncionales. Sin embargo, todos los niños, incluso aquellos provenientes de familias que les brindan apoyo, pueden correr el riesgo de ser victimizados. Aliente a su hijo a que acuda a usted inmediatamente si alguien lo hace sentir incómodo en línea o si intenta encontrarse con él personalmente.

Señales que indican que es posible que un predador en línea esté en contacto con su hijo
  • Su hijo comienza a retraerse y aislarse de su familia y amigos.
  • Encuentra material inapropiado en la computadora.
  • Su hijo recibe correspondencia, dinero o regalos de desconocidos.
  • Observa números de teléfonos desconocidos al revisar la factura.
Qué hacer si su hijo es victimizado
  • Tenga en claro que la victimización no es culpa de su hijo/a.
  • Guarde toda evidencia de victimización, tales como correos electrónicos o conversaciones por medio de mensajes instantáneos.
  • Comuníquese con la policía local.
  • Haga una denuncia en CyberTipline® ingresando a www.cybertipline.com o llamando a la línea 1-800-THE-LOST® y proporcione toda la información que tenga disponible.

Inicio de Conversación

Inicie una conversación con su hijo
  • ¿Con quién hablas usualmente en línea?
  • ¿Confías en la gente que conoces en línea? ¿Por qué sí o por qué no?
  • ¿Qué podría pasar si conoces personalmente a alguien que sólo conoces en línea?
  • ¿Alguna vez has conocido a alguien en línea que te haya ofrecido regalos?
  • ¿Con quién hablas cuando tienes un problema? ¿Te sientes cómodo hablando conmigo?